Planificar tus Cuidados Estéticos: Guía por Décadas

beneficios de tratar el bruxismo con botox
Facebook
Twitter
LinkedIn

A medida que avanzamos en la vida, nuestras necesidades de cuidado estético evolucionan. Desde los 30 años hasta más allá de los 50, cada década presenta desafíos y oportunidades únicas para mantener nuestra salud y bienestar. Aquí te presentamos una guía detallada sobre cómo planificar tus cuidados estéticos en cada etapa, con consejos prácticos y recomendaciones para lucir lo mejor posible a cualquier edad.

A los 20 años:

Si estás en tus 20 años, es probable que disfrutes de una piel radiante y llena de vitalidad. Infelizmente algunas sufren con acné que pueden generar imperfecciones y manchas. Prioriza la limpieza facial regular para eliminar la suciedad y el exceso de grasa, y no te olvides de aplicar protector solar todos los días para protegerte de los daños causados por el sol, previniendo que las manchas se fijen en tu piel.

A los 30 años:

En tus 30 años, la prevención es clave. Es esencial estar atenta a cambios hormonales que pueden pasar por embarazos y el mantenimiento de la hidratación cuando practicamos deportes al aire libre. Prioriza la limpieza diaria, la hidratación oral y la inversión en productos de alta calidad que contengan ingredientes antioxidantes como la vitamina C y el ácido ferúlico. También es el mejor momento para hacerse el PRP y aprovechar los factores de crecimiento y regeneración que aporta.

Además, considera tratamientos preventivos como neuromoduladores para prevenir la formación de arrugas dinámicas y procedimientos de rejuvenecimiento facial suaves como dermapen con vitaminas en verano y los peelings químicos en invierno para mantener la piel luminosa y libre de imperfecciones. La cavitación y la radiofrecuencia también son opciones efectivas para tratar la grasa localizada y mejorar la firmeza de la piel.

A los 40 años:

En la década de los 40, es probable que comiences a notar cambios más visibles en tu piel, como la pérdida de elasticidad y la aparición de arrugas más profundas. Por la llegada de la fase perimenopáusica se pierde colágeno y grasa facial y ganamos aspecto cansado o derretido. Es el momento de considerar tratamientos más avanzados para abordar estos problemas. En esa fase el ácido retinoico nos trae buenos resultados utilizados en nuestra rutina nocturna.

Los rellenos dérmicos, como el ácido hialurónico, pueden ayudar a restaurar el volumen perdido en zonas clave como en los pómulos y los surcos, mientras que los neuromoduladores pueden suavizar las arrugas y líneas de expresión. La redensificación que hidrata y recupera tu reserva de colágeno facial está especialmente indicada si fumas. Se debe empezar a pensar en los bioestimuladores para combatir la flacidez especialmente si tu genética apunta en esa dirección. La hidroxiapatita y el ácido poliláctico son tratamientos bioestimuladores de dos veces al año que valen la pena.

A los 50 años y más:

A partir de los 50 años, es probable que la piel se vuelva más delgada y seca, y que los signos de envejecimiento sean más pronunciados, como pérdida de contorno facial y manchas. Seguir solo con cremas será poco efectivo.

Considera tratamientos de rejuvenecimiento facial más intensivos, ya que tú organismo pierde la capacidad de renovación que tenía antes. Busca los peelings químicos profundos, para mejorar la textura de la piel y reducir las manchas y arrugas. La terapia hormonal moderna y bioidentica puede ser útil para abordar los cambios hormonales asociados con la menopausia. Aquí vale comentar que un pequeño relleno labial tiene su valor ya que se pierde su volumen natural por el envejecimiento.

Los tratamientos siempre deben corresponder a nuestros hábitos de vida y genética que van a señalar lo que más nos hace falta. Siempre vale decir que el proceso de envejecer llega a hombres y mujeres. Seguro el futuro nos brindará con terapias genéticas que actuarán directamente en la prevención del envejecimiento y la regeneración de nuestro DNA. Tenemos ya disponibles algunas de esas herramientas y estamos comprometidos a proporcionar soluciones personalizadas que te ayuden a aumentar tu autoestima y mantener piel, cuerpo y mente sanas.

Y como para no olvidarlo ¡el protector solar a todas las edades!

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para responder tus dudas.
Contáctanos para reservar una cita por
O déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para darte tu cita.